Por ANA MARÍA CANO

Morelia, Michoacán.- Es necesario depurar a la policía municipal para poder contar con elementos confiables y capacitados para brindar seguridad a los morelianos.

Lo anterior lo dijo el presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, y agregó que se debe de poner todo el entusiasmo y empeño en tener una policía capacitada en donde también se pueda garantizar su actuación sin violentar los derechos humanos.

“Sin duda tenemos que estar constantemente depurando a nuestra policía, porque están expuestos a muchas circunstancias como son los temas de corrupción, coacción o de amenazas, o que les digan es plato o es plomo; y para ello tenemos que estar constantemente respaldándolos y también capacitando para que puedan tomar decisiones”.

Agregó que si no hay orden ni respaldo dentro de los cuerpos policiacos como seguro de vida o apoyo jurídico, si no se dio durante tres años, ahora se ven los resultados.

“Nosotros somos garantistas de los Derechos Humanos, pero también quiero decir que le apostamos a la capacitación de nuestra policía, y no se vuelvan a repetir los hechos como los de la madruga del sábado donde un joven tuvo consecuencias por la actuación de nuestra policía”.

El edil moreliano señaló que la actual policía de Morelia estuvo abandonada por tres años sin capacitación, donde solo recibieron una plática de una hora durante la Administración Pasada.

Los policías , señaló, se deben de capacitar no solamente en el uso de armas o la investigación, sino que deben recibir capacitación para el manejo de crisis y en toma de decisiones bajo presión.

“Requieren de esa capacitación para que de alguna manera puedan hacer bien su trabajo, y ese es el gran tema, a menos de dos semanas de arranque de esta Administración se presenta un hecho lamenta como ese que vivimos, y tenemos que responder de alguna manera a los Derechos Humanos, que se haga justicia conforme a Derecho, pero insisto, tenemos que poner atención para que no vuelva a suceder otro hecho como este donde se vio involucrada nuestra policía”.

Sostuvo que el cuerpo policiaco necesita de garantías al enfrentarse a las consecuencias de sus actos, por lo que tendrán el respaldo jurídico pero respetuosos de los derechos humanos y no tolerará el abuso policial, y de confirmarse que lo hubo, se tendrá que actuar en consecuencia.