Por VERÓNICA TORRES MEDRANO


Morelia, Michoacán.- El Instituto Electoral de Michoacán (IEM) asumió una parte de la responsabilidad ante los errores que se registraron en las boletas. Sin embargo, el consejero presidente, Ignacio Hurtado Gómez especificó que todos deben asumir su responsabilidad y más cuando confirmó que hubo partidos políticos que estuvieron en el enfajillado de las boletas y firmaron las actas.

En entrevista exclusiva para La Página Noticias y Cuarto Poder Michoacán, el consejero presidente dejó en claro que los errores humanos no deben dar paso a la nulidad de las elecciones, menos cuando los partidos que impugnaron tienen una votación menor a los primeros dos lugares.

En ese tenor, refirió que en la Sala Regional Toluca del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) hay dos posturas, la primera por parte magistrado Alejandro David Avante Juárez, quien dio prioridad a respetar el voto ciudadano, y la de sus compañeros magistrados que aseguraron hubo dolo.

“Una cosa es el dolo y otro es error; creer que hubo dolo y asumir que el IEM hizo esto adrede, es un despropósito. No es una situación cómoda y nadie va a ponerse de mutuo propio en una condición de esta naturaleza (…), fue más fácil decir que el IEM tuvo la culpa”, indicó.

Si bien aclaró que en los procesos electorales hay errores, “si los hay”, pero que son actos humanos debido a muchos factores que hay alrededor de la organización, pero que ningún “error es susceptible de provocar una nulidad de elección”.

Y es que Hurtado Gómez refirió que en el caso del Distrito Electoral Local 19 de Tacámbaro, el partido que impugnó recibió la menor cantidad de votos durante la jornada electoral. Misma situación en la elección municipal al Ayuntamiento de Maravatío, temas que dijo, “nadie está analizando”, únicamente, subrayó, “nos echaron la culpa”.

Por lo que destacó que es necesario analizar la otra parte que es defender el voto de los ciudadanos, porque si hay elecciones extraordinarias, los resultados serán a favor de los primeros lugares de la elección anterior y quienes quedaron en último lugar, podrían obtener una votación superior que no tendría mayor impacto.

En ese sentido, ejemplificó que si se impidió que “10 ciudadanos emitirán su voto por errores en la boleta, pero la diferencia entre el 1 y el segundo lugar es de 100 votos, aunque permitieran que los ciudadanos votaran, no va a cambiar la elección. El primer lugar ganaría, no con 100, pero con 90. A eso se le llama principio de conservación de actos públicos válidamente celebrados”.

Por lo que enfatizó que en caso de Tacámbaro hay 80 mil ciudadanos que votaron válidamente, “que no tuvieron ninguna confusión”, por lo que se tiene que preservar la voluntad ciudadana.

Al ser cuestionado sobre quién sería el responsable y si hubo algún error en el proceso de enfajillado o desde Talleres Gráficos de México con la impresión de las boletas, Ignacio Hurtado indicó que desde la impresión de la papeleta, la empresa corrigió el error.

Sin embargo, reconoció que durante la distribución hubo problemas y no se percató durante el enfajillado.

Pero, especificó que en el Comité Municipal de Maravatío estuvieron presentes, además del personal del instituto, todos los partidos políticos que participaron en la contienda y firmaron el acta de que todo estaba bien.

Mientras que en el Comité Distrital de Tacámbaro, pasó lo mismo. Sin embargo, los únicos Partidos que hicieron falta fueron de la Revolución Democrática (PRD) y Acción Nacional (PAN), no así el Revolucionario Institucional (PRI) que también firmó el acta de enfajillado, respaldando el trabajo que se hizo, al igual que Fuerza por México, institución que impugnó la elección.

El caso de Tacámbaro llama la atención, dijo, por el tema que están metiendo en búsqueda del registro del partido en el ámbito estatal e intentar colocar la primera plurinominal en el Congreso del Estado.

A lo que el consejero presidente especificó que confundieron el tema y no tuvo que ligarse con la nulidad de las elecciones. “Lo que se tiene que analizar es quién ganó y quién perdió. Quedaron en último lugar y aunque le dé eso, no hay manera de revertir. Se tiene que pensar, valorar y ponderar el qué vamos a hacer con las decenas de miles de votos que sí se emitieron bien; se tiene que preservar la voluntad ciudadanía”.

Finalmente, respecto a los recursos financieros que se emplearían en caso de concretarse elecciones extraordinarias, Hurtado Gómez comentó que hasta el momento se desconoce cuánto se podría invertir y habría que esperar el resolutivo que emita la Sala Superior del TEPJF.

Sin embargo, comentó que del adeudo que tiene Gobierno del Estado de 50 millones de pesos, que corresponden a dos quincenas, aunado con lo que se obtenga hasta el 30 de septiembre, se tendrá que estirar y ver si es suficiente o no para cubrir a diciembre y las elecciones extraordinarias. En caso contrario, analizar recurso extraordinario.