Celebra 51 años de vida la Orquesta Sinfónica de Michoacán

 Redacción/La Página
Morelia, Michoacán.-La Orquesta  Sinfónica de Michoacán (OSIDEM) se presentó anoche en el Teatro Ocampo  con un concierto dirigido por Antonio Cabrero Mendoza y con una destacada participación de la joven violinista inglesa Laura Rickard.
El programa musical compuesto totalmente por piezas de la autoría de Piotr Ilich Tchaikovsky representó un reto para la agrupación y sus invitados especiales.
Antes de comenzar la función y como homenaje por la celebración exacta el 14 de septiembre, de los 51 años de trayectoria de la agrupación, el titular de la Secretaría de Cultura de Michoacán (SECUM), Marco Antonio Aguilar Cortés, entregó un reconocimiento a sus integrantes, en manos de la gerente administrativa Diana María Villar Michel, acompañado del director de Promoción y Fomento Cultural, Raúl Olmos y el jefe del Departamento de Música, Héctor Manuel García Chávez.
En esta fecha de singular importancia para la música en el Estado, el funcionario hizo un reconocimiento tanto a las autoridades que impulsaron este proyecto como a los destacados músicos que hoy representan a muchas generaciones que han desfilado por la OSIDEM en estas más de cinco décadas. “La orquesta tiene luces y sombras”, admitió, pero en esos claroscuros que experimenta toda agrupación de tu tipo, cada uno de sus elementos tiene una función que la hace salir siempre adelante.
Como parte de la conmemoración, el director invitado subió al escenario y de manera espontánea condujo las tradicionales “Mañanitas” interpretadas por los miembros de la OSIDEM mientras el público, desde sus butacas, cantó a todo pulmón la letra de la pieza hasta concluir con una lluvia de aplausos para los homenajeados.
Una vez listos sobre el escenario, comenzaron a ejecutar el programa diseñado para esta ocasión. El repertorio de obras, reconoció el director al ser entrevistado, marcan “la culminación de la música orquestal romántica e implican un gran riesgo, al ser piezas grandiosas pero difíciles”. Sin embargo, con el talento de los ejecutantes michoacanos y el virtuosismo de la invitada de 19 años de edad, llevados bajo su batuta, se cumplió el cometido de deleitar a la audiencia en esta primera parte del programa.
La OSIDEM abrió el concierto con la obra Marcha Eslava, op. 31, dejando captar por los oyentes el estilo característico de Tchaikovsky, un compositor que dota a sus creaciones de gran complejidad rítmica y sonora. Como segundo número de la noche, la violinista Laura Rickard hizo acto de presencia para actuar como solista en el Concierto para violín, op. 35 en Re Mayor, del mismo autor e integrado por los  tres movimientos I. Allegro moderato, Moderato assai. Allegro giusto, II. Canzoneta: Andante y, III. Allegro vivacísimo.
La puesta sonora, además de mantener la atención de la audiencia por sus cualidades acústicas, se convirtió en un espectáculo visual que permitió admirar el proceso de intervención de instrumentos de cuerda, metales y otros de percusión que constituyen los elementos centrales de la pieza.
La entrega total de la solista, su capacidad de memoria para desarrollar completa la obra de 33 minutos sin partitura y su precisión como ejecutante en armonía con el conjunto de músicos, detonó la opinión positiva de los asistentes, quienes reconocieron su trabajo con un aplauso prolongado al interior del recinto.
Para cerrar la presentación, en una segunda parte del concierto, se ofreció la Sinfonía Número 5, con duración de 50 minutos y planteada para su interpretación en cuatro momentos musicales: I. Andante. Allegro con anima; II. Andante cantabile con licenza. Moderato con anima. Tempo I. Allegro non troppo. Tempo I.; III. Valse: Allegro moderato y; IV. Andante maestoso. Allegro vivace, Molto vivace. Moderato assai molto maestoso. Presto. Molto menno mosso.
Antonio Cabrero Mendoza forma parte de la lista de aspirantes a dirigir la OSIDEM en esta nueva etapa; es fundador de la SinfonietaPotosina, director del Festival Internacional de la Música de Cámara de San Miguel de Allende, subdirector de la Sinfónicade Guadalajara  y director de la Sinfónicade Yucatán. Estudió un Posgrado en la Academia  Chinghianade Siena y realizó otros estudios superiores en el Conservatorio de Roma con el maestro Franco Ferrara, así como en clínicas de Dirección de Zubin Metha y Leonard Bernstein en la Juilliard School de Nueva York.
El próximo concierto de la OSIDEM se ofrecerá el viernes 28 de septiembre a las 20:30 horas en el Teatro Ocampo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *