La Página

  • Trabajo interinstitucional y participación ciudadana consolidan la cultura de respeto a los derechos humanos de este grupo poblacional, afirma especialista

Morelia, Michoacán.-En el marco de las actividades académicas virtuales que organiza el Poder Judicial de Michoacán, con el objetivo de aportar a la divulgación de temas de interés relacionados al Derecho, se llevó a cabo la conferencia Los Derechos Humanos de las personas LGBTTTIQ+ y crímenes de odio.

El disertante para la charla fue Rodrigo Quintero Murguía, subdirector en el Programa Especial en Sexualidad, Salud y VIH de la Primera Visitaduría General de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), quien mencionó brevemente algunos avances en la consolidación de la cultura de respeto a los derechos humanos de dicho grupo poblacional.

En este sentido, destacó el trabajo de las instituciones involucradas con la protección de garantías de este sector, el cual se traduce en instrumentos jurídicos como los protocolos de actuación para las personas juzgadoras, la creación de marcos normativos e instancias especializadas, así como acciones afirmativas que visibilizan fechas significativas como el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia; se suman a lo anterior, los avances en materia legislativa ya que actualmente en más de 20 congresos locales se ha aprobado el matrimonio igualitario.

El especialista puntualizó, ante las más de 150 personas conectadas a la conferencia, que si bien todos los derechos son importantes y tienen la misma jerarquía constitucional, lo cierto es que varios de estos afectan de manera más directa que otros la vida de las personas LGBTTTIQ+, como a la no discriminación, a la igualdad y al libre desarrollo de la personalidad.

De igual forma, reconoció el esfuerzo y los años de lucha de organizaciones de la sociedad civil, activistas y medios de comunicación que lograron colocar el tema en la agenda internacional y, en consecuencia, en México; la participación ciudadana ha evolucionado a tal grado, que recientemente se creó un órgano para vigilar y dar seguimiento a los crímenes de odio en contra de este sector social.

Más adelante, explicó algunos términos que generalmente causan confusión en torno a la diversidad sexual, es así que definió a la identidad de género como la construcción social que se tiene respecto del género de una persona y es matizada por variantes de tiempo y espacio; la orientación sexual es la capacidad afectiva de entablar relaciones con personas del mismo sexo, diferente o ambos.

En tanto que la expresión de género está relacionada con formas de hablar, modos de vestir y comportamientos sociales visibles que no necesariamente se vinculan con la orientación sexual o con la identidad de género.