La Página

Por VERÓNICA TORRES MEDRANO

Morelia, Michoacán.-Tras semanas de angustia, finalmente llegó el día y hoy los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ratificarán el triunfo de Alfredo Ramírez Bedolla o anulan la elección a la gubernatura de Michoacán. La sesión virtual está programada las 17:00 horas, con el diferimiento de una hora como acuerdo de los magistrados.

El proyecto está sobre la mesa y en él se busca la ratificación del triunfo de Alfredo Ramírez Bedolla, quien es uno de los fundadores de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y persona cercana al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al participar desde estudiante a su lado en llegar a ocupar cargos y que le permitió laboral de la mano.

La votación de los magistrados es lo único que hace falta para conocer si el proyecto que se filtró a los medios de comunicación es el futuro de Michoacán o se le da la razón al Equipo por Michoacán y se anula la elección, permitiendo que el Congreso del Estado tenga un día y medio para la designación de un gobernador interino, toda vez que el 01 de octubre debe haber una toma de protesta sea quien sea.

Pero para llegar a este punto, Ramírez Bedolla tuvo que trabajar desde años atrás iniciando en el Partido de la Revolución Democrática (PRD). Desde cargos como funcionario público en el antiguo Distrito Federal (DF), hoy Ciudad de México, hasta recorrer las calles de Morelia para pedir votos en dos ocasiones, solo uno logró llegar a ocupar un cargo.

Y es que fue en el 2015 cuando participó por la alcaldía de Morelia por Morena, institución política que tenía pocos años de creación y se abría paso en todo el país. López Obrador lo acompañó en varias ocasiones en campaña para obtener la simpatía de los ciudadanos, pero no dio resultado. Quedó en los últimos lugares de la elección.

No así en el 2018, cuando buscó llegar al Congreso del Estado y logró los resultados esperados; fue diputado local del 2018 a finales de 2020, cuando tomó la decisión de jugar en el proceso electoral; la alcaldía de Morelia era su intensión.

Sin embargo, la determinación fue contraria y que se ratificó al momento que la Sala Superior del TEPJF tomó la decisión, por mayoría, el no permitir que Raúl Morón Orozco obtuviera el registro como candidato a la gubernatura de Michoacán.

Y es que al tener la licencia como diputado local, le dio la oportunidad de que a finales de abril de este año, la Dirigencia Nacional lo designara como candidato a la gubernatura de Michoacán y con un mes de desventaja en campaña, ganó la elección con más del 2 por ciento de diferencia de su contrincante del Equipo por Michoacán, Carlos Herrera Tello.

En ese periodo conoció la traición de varios militantes y simpatizantes de Morena que estuvieron en contra de la designación, pero también el agrado y apoyo de otros que tomaron la decisión de empujarlo y obtener los resultados esperados. Si bien no se recorrió todo el estado, se logró llegar a la mayoría de los rincones.

Inclusive, logró la salida de varios actores políticos que hoy forman parte del Equipo de Transición y, posible de su gabinete. Varios de ellos perredistas y priístas, aunque hay de varios colores que vieron la oportunidad de dar el salto ante los resultados de la jornada electoral.

Durante campaña fueron varios los ataques en su contra, principalmente por la supuesta relación con el crimen organizado, toda vez que se ligó a Adalberto Fructuoso Comparan Rodríguez, ex presidente municipal de Aguililla, por la relación que tuvo con Anabel Bedolla, tía de Ramírez Bedolla.

Inclusive se le tachó de la compra de votos y la intromisión del Gobierno de México en el proceso electoral para coaccionar el voto de los ciudadanos con la entrega de los programas sociales.

Y así, fueron varios los señalamientos que ha tenido que enfrentar. Desde el desagrado de los militantes y simpatizantes de Morena, hasta las agresiones verbales por parte del gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo y del Equipo de Michoacán.

Hoy, concluye la novela más esperada en Michoacán y la determinación recaerá en los magistrados que deberán aprobar el proyecto propuesto de ratificar el triunfo de Alfredo Ramírez Bedolla o anular la elección en Michoacán.