“Mamás solteras, cuando debes abstenerte de buscar padres sustitutos”. Por Elvira Fernández

Por ELVIRA FERNÁNDEZ*

Abramos el corazón, hay mujeres que por alguna razón se han quedado solas, esta es una realidad en principio dolorosa, misma que ver involucra muchos factores. No vamos a hablar de la prima de una amiga, hablemos de nosotras, las que elegimos mal, las que confiamos y pusimos el corazón en un proyecto que no prosperó.

El viejo dicho: “Un clavo saca a otro clavo”, puede ser una maldición en tu vida, no es bueno, tampoco sano. El sentir que es necesario tener a tu lado un hombre, para reconstruir tu familia, puede ser un grave error, que proviene del miedo de creer que seremos incapaces de cumplir con la tarea y necesitamos apoyo.

Piensa una cosa, si tienes a tu lado a tus hijos, eres la pieza más importante para criarlos. Eres la persona más importante y la única de la que esperan recibir amor y en la que, con toda la inocencia confían y cuentan.

Si por alguna razón te has quedado sola, primero necesitas estar bien en todos los aspectos. El abuelo decía: “Si eres madre tienes otra categoría, porque tu papel es sagrado”. Comencemos por rescatar y colocar tu valor en el justo medio, hasta ahora has sido lo suficientemente fuerte y valiente para tener a tu hijo durante el embarazo y soportar el parto.

Es bien cierto que una separación deja mucho dolor, pero debes comenzar a caminar sola, cuando se presentan esas situaciones que son oportunidades. La vida nunca nos dará una carga mayor a la que podamos soportar, así que mira lo que tienes en este momento, y empieza a examinar que cosas requieres para salir adelante. Ya sea aumentar tu conocimiento, u organizar tus redes de apoyo, tu economía, o el día a día.

Las emociones son muy importantes, estas son una pieza clave para sanarnos y para evitar dar pasos en falso. Si te sientes emocionalmente incapaz o tienes miedo, sería bueno que tomaras una terapia.

Es urgente que pienses claramente para que puedas ordenar tu vida y criar sanamente a tus hijos.

Es fundamental tener salud emocional, antes de tratar de establecer una relación con alguien más. Y a veces viene bien estar un tiempo a sola para replantear lo que has vivido y revisar lo que has hecho con tu vida. Hay que decirlo, la premura por establecer o parchar las carencias emocionales a veces no permite observar que tal vez se vivirá el mismo infierno, pero con distinto diablo.

Esta tregua es muy básica, porque hay cosas que no podemos pasar de largo, pues toda mujer que se aprecie su persona necesita trabajar en ella misma, llenar y aprender a ser feliz consigo misma, y la única manera de lograrlo es conociéndose profundamente, eso le ayudará a no caer en otra relación tóxica. Recordemos que no estás sola, y tus hijos serán los primeros en pagar la factura de tus equivocaciones. Además, que en todo momento somos observadas por nuestros hijos.  Y aunque su padre no esté a nuestro lado, nunca dejará ser su padre, por lo que puedes rehacer tu vida, pero de ninguna manera; un padre sustituto.

No estamos diciendo que nunca vas a lograr un día reconstruir tu vida a lado de otra persona. Lo que decimos es, que no debes buscar un hombre que llene tu soledad, o que te haga feliz. Porque ya lo dijimos; la primera persona que debe hacer eso eres tú.

Y si ya has optado seguir ese camino, asegúrate de no involucrar a tus hijos con tu nueva relación, el error de muchas mujeres es presentar al “amor” en turno y después de un tiempo obligar a los niños a decirle papá. Eso a la larga solo traerá más dolor a ti y a tus hijos, si esa relación termina. Y hay cosas peores… Sin olvidar que tu imagen se dañará, porque no les estás enseñando lo que es tener una relación sólida, y posiblemente estarás reproduciendo un modelo de amores pasajeros y vacíos.

Sí es importante que tus hijos tengan figuras paternas, por ejemplo: El abuelo, el tío, el maestro de karate, pero el padre siempre será el padre, sea bueno o malo. Y tú siempre serás la mujer que puede ayudarlos a encontrar su potencial, pues eres el ejemplo inmediato al que observan, el cariño primero que reciben, la base de sus valores y la fuerza para descubrir y vivir la vida a su manera.

Eres sin duda, la única persona más importante que los ayudará a transformar su vida, ¿crees que es necesario correr a buscar un padre sustituto?

————————————————————————————–

Elvira Fernández. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la UNAM. Ha trabajado en producción televisiva, ha colaborado como reportera, columnista y articulista para La Revista de El Universal, Milenio Diario. Ha sido coordinadora de comunicación en la Editorial Miguel Ángel Porrúa. Se desempeñó como articulista y editora para Nichos Sociales, en el portal Corazón de Mamás.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *