Reforma constitucional, una oportunidad para crecer como páis: Miguel Carbonell

 Redacción/La Página.

Morelia, Michoacán.-Al abordar el tema “La reforma constitucional  en materia de Derechos Humanos, retos y perspectivas”, el especialista Miguel Carbonell, señaló que esta reforma es una oportunidad  para crecer como país por lo que deberá ser estudiada por la clase jurídica de este país a la luz de los tratados internacionales.

Durante su conferencia en el auditorio de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Miguel Carbonell, quien actualmente es miembro del Consejo de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, dijo que a fin de obtener   el  mejor provecho de esta reforma, Miguel Carbonell conminó a los presentes a conocerla  para darle contenido, sustancia y objetividad.
Esta reforma dijo, es algo muy positivo, un paso para adelante  y una oportunidad para que la cultura jurídica mexicana que  está conformada por todos los que habitamos este país, nos modernicemos, adoptemos paradigmas interpretativos, modernos y  contemporáneos  que nos ayuden a resolver mejor nuestros problemas.
En términos generales  el especialista del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), precisó que  si la clase jurídica de este país aprovecha esta reforma, el país mejorará  en mucho  y la situación de las personas que aquí viven se fortalecerá.
Por lo anterior,  lanzó la invitación para conocerla, abrir la mente al  estudio de  los tratados internacionales para darle  contenido sustancia, y objetividad.
Como parte de su exposición  abordó los 18 puntos centrales de la Reforma Constitucional en materia de Derechos Humanos, entre los que destacó  las obligaciones del Estado Mexicano, donde están insertos municipios, órganos autónomos, -independientemente  de su forma de organización administrativa-, grado de autonomía , configuración legal, etc.
Subrayó  que  todas las autoridades  siendo parte del Estado Mexicano  están obligados a  respetar los derechos humanos  y específicamente cumplir con cuatro deberes que  en este sentido detalla el párrafo tercero del Artículo Primero: promover, respetar, proteger y garantizar.
Aquí, explicó  que no solo las autoridades; también los particulares   pueden violar ciertos  derechos humanos y por ello, dijo, debe intervenir el Estado Mexicano   y evitar que se comentan transgresiones en este sentido.
En torno a los deberes que  enuncian estas modificaciones  a la Constitución,  señaló que son: prevenir, investigar, sancionar,  y repara las violaciones de los derechos,  ésta última, indicó  no necesariamente en referencia  a la  reposición de bienes materiales.
Otros de los puntos importantes  que  también abordó es  la no discriminación por preferencia sexual; asimismo, el  mandato al Artículo Tercero para que desde la educación  obligatoria los niños  y las niñas conozcan sobre sus derechos y obligaciones, al subrayar que  los derechos humanos no son un aprendizaje de la edad adulta;  también, apuntó,  la reforma constitucionaliza el refugio y el asilo como figuras de apertura a personas que son perseguidas por sus ideas  o que han visto violados sus derechos humanos como la salud.
De igual forma, se refirió a los derechos humanos en las  cárceles en donde se incorpora,  según la reforma,   que uno de los principios de organización del sistema penitenciario de México sea el de los Derechos Humanos, y también  el que  los derechos no se pueden  suspender  bajo ninguna circunstancia.
Detalló que la reforma modifica el  Artículo 33, el cual  desde su punto de vista  era el más vergonzante de todos los artículos constitucionales porque permitía la expulsión de los extranjeros  cuya  permanencia  en el territorio nacional  fuera considerada  indeseable por el titular del Ejecutivo en este país, sin ningún tipo de audiencia, ni defensa.
Asimismo, incorpora la competencia en materia laboral  para las comisiones de los Derechos Humanos; destacó que este aspecto es un reto mismo que plantea la posibilidad de elevar o liquidar las Comisiones de Derechos Humanos, por la amplitud de  esta materia.
En este sentido, aclaró que es necesario primero establecer que no todas las violaciones de un derecho del trabajo  pueden equivaler a  una violación de derechos humanos en material laboral.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *