Una de vaqueros…Por Arturo García Gaytán

Una de Vaqueros. . .Una de vaqueros

Arturo García Gaytán.
Parece chunga, pero no es. El tema de la reforma político electoral que se cocinó en el Congreso de la Unión busca armonizar con los estados federados para contar con un marco jurídico tipo que permita articular mejor el órgano electoral que deberá juzgar las próximas elecciones.
Sin embargo, en Michoacán se soslaya y de plano se abandona no sólo el debate y discusión del tema, incluso de compromete el trabajo legislativo justo cuando el reloj marca un cuarto para las doce y los tiempos se agotan, entonces, la cordura se extingue, el PRD al menos en el Senado ya dijo que era cuestión pesos y medidas.
En el PAN tienen completamente bien clara la idea de que impulsando y sacando la reforma electoral, como con la educativa, tendrán más elementos a su favor a la hora de reconfigurar el mapa político michoacano, mientras que en el PRI, creen que por el simple hecho de ser el partido en el gobierno habrán de poder salir adelante.
En el caso del PRD la cuestión se complica, o al menos se turbia un poco más de lo que a simple vista se puede observar, pues nace una pregunta obligada sobre todo al escenario que pretenden vendernos dos tribus perredistas, ¿quién es el encargado de negociar, Silvano o Fidel?
No hay que ser un genio ni pretenderlo cuando se acomodan las piezas en el tablero y de sobra sabemos que ninguno de los dos mequetrefes tiene la suficiente estatura para ser sujetos de crédito y volverse interlocutores, no, no se equivoquen, el PRI de Peña negocia con el dueño del PRD y copropietario de Michoacán, cuyo lángaro hijo está por ser exculpado del desfalco que causó con lo del Teatro Matamoros.
El Cartel de los Cárdenas tiene la estatura y los intereses suficientemente claros como para ser considerados en la toma de decisiones y se sientan a la mesa donde se determinan las líneas y directrices que habrán de seguir el resto de sus achichincles, incluidos diputados federales, locales y senadores.
Por cierto, quien haya alentando al síndico de Morelia, Salvador Abud Mirabent, a salir a decir que no cuadran los gastos de la mega obra del Matamoros lo hizo sabiendo que el tema sería negociado y dejaría el joven empresario expuesto y tatemado.
Pues no hace falta sacar la libreta y demostrar que efectivamente de los millones de pesos que se han gastado en la obra, más de un ochenta por ciento de los mismos se aplicaron y gastaron en cualquier otra cuestión, o ya hubieran terminado, sabiendo que el apellido Cárdenas no nada más gana elecciones, también absuelve de pecados y capitales.
Y, dicho sea de paso, cualquiera le ve la cara de maje a Salvador Abud, y me refiero a la señora que cobra como directora de enlace ciudadano, que no enlaza ni desata nada que le pongan enfrente, una tal Ana Lorena Pérez Cárdenas, que sin poder armar un mapa geopolítico del municipio ha retardado e impedido la renovación de autoridades auxiliares, encargados del orden y jefes d tenencia en más de la mitad de colonias de Morelia.
El reglamento para la elección de autoridades auxiliares indica que a más tardar quince días del término de periodo de tres años se debe convocar a los habitantes de las demarcaciones para que elijan a sus representantes, el reglamento no contempla si Lorenita está en sus días o si los regidores de la comisión electoral hacen su chamaba o no o si el PRI municipal no cubre todas las colonias y barrios para levantar su estructura.
Entonces, Lorenita, Salvadorcito y los regidores de la mentada comisión son sujetos de responsabilidad a los ojos de la Ley de Responsabilidad de los Servidores Públicos del estado y federal, así que si en unos cuantos días son sometidos a un procedimiento administrativo no se sorprendan, principalmente el pavo Abud, que es la cabeza del área responsable.
Salvador Jarra Guerrero apesta, tanto, que la otrora inseparable doctorcita, llamada la rectora de facto, no se le ve cerca del guiñapo de rector nicolaita, él, buscando una salida cómoda y ella, preparando el salto a la siguiente rama que le permita permanecer cobrando del presupuesto y adquirir más poder.
Mientras, la comunidad de alumnos que toman clases en el campus son vulnerados en sus personas y pertenencias, cuando ya sea al ingresar o retirarse de escuelas y facultades son presa de delincuentes que los despojan de su dinero, celulares y hasta la vida.
No es novedad, pues de siempre ha habido esto de agarrar de caja chica y para las chelas a los universitarios, salvo que en estos tiempos los robos se han recrudecido y ha aumentado la violencia con la que son vejados, entonces, mientras reciben escobas platinadas y salen a los medios a decir que la criminalidad descendió, los chavos y chamacas son presa fácil de la delincuencia común.
¿Nunca se ha preguntado a qué se dedicaban esas que ahora se dicen defensoras de los derechos humanos y de las mujeres? Basta entrar al portal del Congreso y revisar los currículos de propios y extraños, entonces le surgirá otra pregunta: ¿si no tiene experiencia en el tema, cómo es que les dieron esas comisiones, por qué llegaron a ocupar una curul?
Una, fue titular del área cuando sus compinches fueron gobierno, antes de eso, cero experiencia laboral, basta revisar los registros del IMSS; la otra, fue empleada de su prima durante la campaña de ésta, lo que le valió una posición plurinominal.
Así las cosas, las “expertas” que se viven improvisando y nada más…
Para una comunicación directa con su servidor, les dejos las siguientes pistas:
http://laguadania.tripod.com
http://pandemiaradio.listen2myradio.com
en twitter: @arturo_ggaytan
en facebook: Arturo García Gaytán

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *