Por VERÓNICA TORRES MEDRANO


Morelia, Michoacán.- Las entradas lucen normales; los avisos sobre el coronavirus quedaron en el olvido. En los tianguis no hay COVID-19.

“Llévele, a 50 pesos la prendita. ¡Escoja!”, se escucha a lo lejos al gritón que además ofreció sábanas a quienes acudieron este día al Tianguis de la Avenida Pedregal. “Pásele, pásele” decían otros oferentes que con sus productos buscan llevar un sustento a su hogar.

Sin embargo, son pocos los que cumplen al 100 por ciento las medidas sanitarias para reducir el riesgo de COVID-19. Hay quienes usan bien el cubrebocas, otros lo traen cubriendo la papada, otros más ni enterados de que existe.

Solo en las entradas hay personas que piden a los visitantes que usen los tapetes; poco lo hacen. Entregan un poco de sanitizante para las manos y contados los puestos que ofrecen gel antibacterial.

“Elotito tierno, lleve su elotito tierno”, gritan por un lado; mientras que la señora de las tortillas cuenta con lo básico para atender a la gente.

Si bien la afluencia en los tianguis es menor ante la tercera ola de COVID-19, muchas personas no cumplen con las medidas sanitarias. Niños y niñas en todas partes, gente sin cubrebocas.

A las afueras, al momento de la partida son pocas las personas que se cuidan. Unos usan rociadores de sanitizantes, otros se van como si el COVID-19 no existiera.

Hoy Morelia es uno de los municipios foco rojo por el número de casos de COVID-19 que se detectan. Al corte del 13 de agosto se tiene un registro de 20 mil 571 casos confirmados y mil 738 defunciones. Además hay 143 casos sospechosos y mil 108 personas activas en los últimos 21 días. En un día se registraron 205 casos y 4 defunciones.