La aprobación de la reforma hacendaria está provocando el incremento en productos básicos: SVC

IMG_2728
La Página/Redacción
Morelia, Michoacán.-Como natural pero bárbaro, consideró el senador Salvador Vega Casillas el aumento al pan dulce y salado, y que está azotando los bolsillos de los mexicanos, principalmente a los más desprotegidos, con incrementos desde 50 centavos hasta un peso, todo derivado de la aprobación de la miscelánea fiscal que incrementó impuestos a los comerciantes y a los insumos.
“En lo individual 50 centavos o un peso puede parecer un incremento menor, pero representa un desfalco para las economías de miles de familias mexicanas que no cuentan con el recurso suficiente para sostenerse y que son cuatro o cinco integrantes. La cena para ellos ahora será mucho más cara y el salario sigue siendo el mismo”.
Vega Casillas recordó que hace apenas unas semanas él había manifestado la complejidad de que el 40 por ciento de las familias michoacanas viven con 128 pesos diarios para alimentación, transporte, salud, vivienda, escuela y todo lo necesario para subsistir, y que ahora con estos incrementos en manifiesto, la situación se vivirá peor.
Agregó que es por ello que la bancada del PAN en el Senado no aprobó las reformas fiscales propuestas por la federación, pues tienen una esencia meramente recaudatoria e impacta fuertemente la economía de los mexicanos y los pequeños y medianos empresarios.
“La propia CANAIMPA reconoce que el incremento al pan es por el aumento de ocho por ciento al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IESP), que entró en vigor a principios de año, y además por un alza generalizada en el costo de insumos como el azúcar y la harina de trigo. Estamos viviendo las consecuencias de la mala política”.
Detalló que el precio del costal de harina de trigo de 44 kilogramos subió 20 por ciento, al pasar de 300 a 360 pesos, y con este producto se elabora más de 50 por ciento de cada pieza de pan. De igual manera el azúcar ha tenido un aumento de entre 5 y 10 por ciento, y esto afecta a otros insumos que se utilizan en la producción de pan dulce como el chocolate, confiterías, mermeladas, entre otros.
“También subió la gasolina y los impuestos a las panaderías establecidas, por ello todo va a la alza menos los salarios. Esto abonará sin lugar a dudas a la informalidad en los comercios, a que la gente salga a buscar el alimento más económico aunque este no esté regulado y pueda perjudicar su salud”.
Para finalizar Salvador Vega Casillas hizo hincapié en que se implemente una estrategia intensa de desarrollo de país, para mantener a flote la economía, que sea un general que los ciudadanos puedan vivir con calidad y no se haga más grande la brecha de la desigualdad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *