Exif_JPEG_420

La Página

Por ANA MARIA CANO

Morelia, Michoacán, a 19 de octubre del 2021.-El presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, señaló que la seguridad del municipio compete a los tres órganos de gobierno, para que coordinados puedan hacer frente a esta inseguridad que prevalece.
Y con ello, dijo, volver a lograr que Morelia vuelva a ser una ciudad segura en México para beneficio de sus habitantes y de los turistas, por lo que se reunió con el gobernador del Estado, Alfredo Ramírez Bedolla en busca de lograr la seguridad para Morelia.
Lo anterior lo señaló después de que el día de ayer, fue un día violento ante el atentado donde murieron seis personas afuera de un bar que no respetó el horario de cierre, ante esto,
Martínez Alcázar dijo no saber si en Morelia existe la presencia de cárteles o grupos criminales.
“Aquí lo que me compete es lograr que Morelia esté en paz, que sea una ciudad tranquila, ordenada y con coordinación. El día de ayer me reuní con el gobernador del Estado, y uno de los acuerdos fue coordinarnos a la brevedad para trabajar juntos y recuperar la paz de Morelia”.
Resaltó que en dicho hechos delictivos fue un ataque directo contra las personas, lo cual sucede solo en segundos, donde la policía municipal respondió al llamado.
Informó que el bar se encuentra clausurado para realizar las investigaciones correspondientes.
El edil moreliano argumentó que la anterior Administración relajó las medidas con dueños de bares y antros. Y que la policía de Morelia no está al servicio de las personas que toman bebidas embriagantes en la noche.
“Vamos a meter orden, y para eso necesitamos del apoyo de todo, la seguridad no depende nada más de los tres órganos de gobierno, también depende de los ciudadanos que tienen un bar y se escudan en que son generadores de empleo”.
Hizo un llamado a los empresarios a cumplir con el horario que se les otorgó de cierre.
Resaltó que Morelia vivió tres años de abandono con la pasada Administración, por lo que ahora hay una policía que llevó a Morelia a ser una de las ciudades más inseguras de México.
“Ahora, tenemos una ciudad de las más inseguras del país, por lo que tenemos que volver a construir, a ser que nuestra policía esté capacitada, motivada, con salarios dignos y equipamiento necesario, las patrullas necesarias y armamento, pero también exigir que hagan un mejor trabajo”.