Reconocen a boxeador campeón superpluma originario de Tacámbaro

Redacción/La Página.
Morelia, Michoacán.-Porque Michoacán se distingue por ser tierra de campeones en las diferentes disciplinas deportivas, el compromiso del gobernador Fausto Vallejo Figueroa, es apoyar al deporte y brindar oportunidad a los jóvenes talentos para que desarrollen su potencial.
Así lo manifestó el director de la Comisión Estatal de Cultura Física y Deporte (Cecufid), Gabriel Prado Fernández, quien a nombre del mandatario estatal, recibió en Casa de Gobierno al campeón de boxeo superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (WBC), Gamaliel “Plátano” Díaz Magaña, quien es originario de Tacámbaro, Michoacán y recién obtuvo el título internacional en la justa deportiva realizada en Tokio, Japón, donde enfrentó a Takahiro Aoh.
En presencia de su esposa e hijos, además de sus promotores, el “Plátano” Díaz externó todas las vicisitudes que tuvo que enfrentar durante sus 14 años dedicados al boxeo, para obtener por fin, el tan aclamado título mundial que significa además, el cumplir su máximo sueño de la infancia.
Señaló que durante su trayectoria fuera del estado, nunca olvidó sus orígenes, tan es así que en la capital japonesa solicitó que al subir al ring pusieran como música de fondo la tradicional canción michoacana “Juan Colorado”, y ahora, tras agradecer al gobierno del estado por todo el apoyo brindado, también quiere retribuir a su tierra natal con el ejemplo de perseverancia.
“Quiero ser ejemplo para todo el estado de Michoacán, que los sueños pueden ser posibles; quiero que muchos jóvenes se inspiren en mi carrera, ser ejemplo de que con perseverancia, voluntad y disciplina, pueden lograr sus propósitos”, manifestó.
El pugilista pidió al gobernador Fausto Vallejo, por conducto de Gabriel Prado, que pueda realizar la primera defensa de su título mundial en la capital michoacana, pues le llenaría de orgullo el que los michoacanos sean testigos de su dedicación y le apoyen con su presencia en esa pelea.
Ante esta petición, Prado Fernández aseguró que puede contar con todo lo que está al alcance de la administración estatal para llevar a cabo dicho evento, cuyo escenario podría ser el nuevo Auditorio Municipal, que se encuentra en la Unidad Deportiva Bicentenario, que es uno de los proyectos deportivos más importantes que desarrolló el actual gobernador Vallejo Figueroa, cuando fue presidente municipal.
El titular de la Cecufid abundó que las limitaciones económicas que actualmente enfrenta la entidad, no impiden que se trabaje con creatividad, razón por la que desde la Comisión que preside se da un fuerte impulso al deporte en todos los ámbitos, incluido el boxeo, del cual en el estado se tienen dos entrenadores profesionales.
Gabriel Prado apuntó que Michoacán se distingue no sólo por ser cuna de grandes héroes nacionales, sino también por ser semillero de campeones que han destacado a nivel mundial en diferentes disciplinas, como Gamaliel “Plátano” Díaz, quienes además demuestran ser michoacanos con entusiasmo y compromiso en contribuir en el progreso de su estado.
Reiteró que en esta administración que preside Vallejo Figueroa, se apoya decididamente al deporte, por lo que ofreció promover las acciones del boxeador y esta disciplina para que los ojos del mundo vean que en Michoacán, hay mucho de qué presumir.
En esta visita a la sede alterna del Poder Ejecutivo de Michoacán, el “Plátano” se hizo acompañar de su esposa Rosa Claudia y sus hijos Rosa Itzel, Gamaliel y Yael; así como de sus promotores Fausto Daniel García Navarro, director de la empresa Boxeo de Gala; Sergio Coppel, entre otros.
Gamaliel “Plátano” Díaz Magaña
Con 37 victorias, 9 derrotas y 2 empates, El “Plátano” Díaz, de 31 años de edad y quien esperó 14 años para obtener el título de campeón mundial, demuestra que nunca hay tiempo para doblarse ante la adversidad, por el contrario, la dedicación y disciplina son herramientas indispensables para lograr el triunfo.
“Quiero ser un campeón duradero; pasar a la historia, estar entre los grandes. Doy sin problemas los tres pesos (pluma, superpluma y ligero) y, como todos, sueño con dos o tres campeonatos; con disciplina todo se puede hacer”, sostiene.
Gamaliel, quien creció en Tacámbaro, Michoacán, narra que desde niño le gustó el boxeo, pero fue hasta su adolescencia donde dejó su tierra natal para buscar entrenador en el Estado de México, donde con mucho ahínco, logró posicionarse entre los primeros lugares del deporte amateur de pluma.
Pero Gamaliel quería más, quería ser campeón mundial. Así, viajó a los Estados Unidos buscando peleas profesionales, escalando, sacrificando tiempo con su familia, para llegar a enfrentar a los grandes.
En la búsqueda del título mundial superpluma había fracasado ya en 2 ocasiones, pero en el Tokyo International Forum, no vio en Takahiro Aoh a un rival invencible, sino una oportunidad de vencer. Y lo logró. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *