Print Friendly, PDF & Email

La Página

Por VERÓNICA TORRES MEDRANO

Morelia, Michoacán.- Al menos tres menores han huido de la Casa de Asistencia Social (CAS), del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Michoacán, en el último mes, debido a que buscan reencontrarse con sus familias y no estar en un albergue, reconoció la directora, Paula Edith Espinosa Barrientos.

Mediante “agujeros” que hacen en la tierra, dijo, es el modo por el cual los menores se escapa; la falta de protección al lugar donde se encuentran y, que la propia directora consideró como grande y no se le puede poner barrotes, porque se debe privilegiar “su bienestar”, reconoció que con frecuencia los menores se escapan.

Lo que conlleva, dijo, a solicitar el apoyo de las autoridades de seguridad y procuración de justicia para lanzar alertas y poder dar con los menores.

Es de mencionar que varios de los niños que se escapan del albergue, que se ubica a un costado de una Universidad privada, por el municipio de Tarímbaro y donde anteriormente estaba el Centro Michoacanos de Salud Mental (CEMISAM), se les ha ubicado en el primer cuadro de la ciudad de Morelia.

Espinosa Barrientos refirió que la huida del albergue se da porque quieren estar con sus familiares.

Sin embargo, precisó que es imposible porque la misma Fiscalía General del Estado (FGE) hace las investigaciones correspondientes y al revisar la red de apoyo, se percata que ningún familiar puede dar las condiciones de bienestar al menor, por lo que son referidos al Sistema DIF Michoacán.

Hoy, la instancia social tiene un registro de 350 menores de edad que están en sus albergues.