La Página

Por PEDRO ANTONIO AGUILAR

Morelia, Mich.-La operatividad del Centro Estatal de Comando, Comunicaciones, Cómputo, Control, Coordinación e Inteligencia (C5i), ha fracasado a tan sólo 24 meses de que el ex gobernador Silvano Aureoles Conejo lo inauguró como su “obra insignia”, con un alarmante gasto de 5 mil 500 millones de pesos.

Así quedó demostrado tras un recorrido de supervisión al C5i que este domingo realizó el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla, en su tercer día como mandatario, acompañado del general José Alfredo Ortega Reyes, secretario de Seguridad Pública en Michoacán. El actual gobierno de Ramírez Bedolla anunció que buscará que esta área opere al cien por ciento, aunque no se descarta que ex servidores públicos estatales sean sancionados.

Incluso, las graves deficiencias en cuanto a la operatividad -que incluyen mil 904 cámaras de videovigilancia nuevas, sin conectividad o sin instalar- irónicamente fueron enumeradas por el aún director del C5i-Michoacán, Carlos Campos Coronel, quien recibió ese nombramiento por el propio Silvano Aureoles Conejo.

Sin embargo, Campos Coronel fue el encargado de recibir las nuevas instalaciones del C5i el 19 de septiembre del 2019, pero jamás denunció las graves carencias y problemas del Centro, lo que deja entrever su complicidad en el sobreprecio en la edificación y equipamiento del edificio.

Alfredo Ramírez y el general Alfredo Ortega también encontraron que no existen cámaras de vigilancia en algunos municipios al no existir fibra óptica para su conectividad, pese a que el gobierno de Silvano Aureoles anunció que todos los municipios estaban conectados.

Entre los graves problemas que reconoció Campos Coronel, se encuentran que no funcionan casi la mitad de los arcos carreteros instalados en Michoacán -para tomar fotografías de placas vehiculares-, pues las pantallas se encuentran dañadas o apagadas.

Carlos Campos también aceptó que el edificio central carece de aire acondicionado para mantener la temperatura ideal de los equipos técnicos, además de que el techo del inmueble registra filtración de agua pluvial por goteras, pese a ser un inmueble nuevo.

Cabe mencionar que en el C5i trabajan 643 elementos, que operan en once subcentros ubicados en Apatzingán, Lázaro Cárdenas, Coalcolmán, Uruapan, La Piedad, Jiquilpan, Huetamo, Zamora, Zitácuaro y dos en Morelia.

C5i Michoacán, una historia de corrupción

El 13 de julio del 2021, CuartoPoder Michoacán publicó el inicio de una investigación al c5i Michoacán por parte del entonces equipo de transición del gobernador Alfredo Ramírez.

Lo anterior, luego de que, en los hechos, el C5i no refleja la multimillonaria inversión que intentó justificar el pasado gobierno de Silvano Aureoles.

Y es que, de acuerdo con el propio Silvano Aureoles, la construcción y equipamiento del C5-i Michoacán tuvo un costo de cinco mil millones de pesos, incluyendo la edificación de subcentros regionales y cuarteles de la Policía Michoacán, además de la instalación de cámaras de vigilancia.

Sin embargo, integrantes del entonces equipo de transición de Ramírez Bedolla descubrieron que varios de los subcentros ya existían y sólo cuentan con pequeñas mejorías.

CuartoPoder Michoacán consultó a dos expertos en seguridad nacional –cuyas identidades serán reservadas por solicitud propia-, quienes precisaron que el C5i-Michoacán de cualquier forma está sobrevaluado y sólo sería el más grande de América Latina en cuanto al predio de 31 mil 589 metros cuadrados donde se ubica, junto al fraccionamiento Villas del Pedregal, una de las zonas más inseguras de Morelia.

Incluso, los expertos advirtieron que el C5i-Michoacán no está a la altura de la operación del que existe en el estado de Nuevo León, y el cual tuvo un costo de 2 mil 500 millones de pesos. Los entrevistados coincidieron que un C5i funcional –mejor que el de Michoacán- requiere de una inversión de entre los mil 200 a mil 500 millones de pesos.

La revisión puntual que hace el equipo de Alfredo Ramírez parte desde la compra del terreno del C5i-Michoacán, a la empresa Hogares Herso que dirige el empresario José Luis Solórzano García.

Cortesía Cuarto Poder Michoacán