Se estandarizarán las verificaciones sanitarias en alimentos


Redacción/La Página.
Morelia, Michoacán.-Con la finalidad de aplicar y homogeneizar los elementos necesarios para realizar el adecuado muestreo de las verificaciones sanitarias, la Secretaría de Salud a través de la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios (DIREPRIS), realizó el curso denominado “Criterios de aceptación y rechazo de muestras para la verificación sanitaria”, informó, Raymundo Puebla Calderón, titular de la DIREPRIS.
El curso estuvo dirigido al personal que realiza estas acciones en las ocho jurisdicciones sanitarias del estado bajo los criterios en muestras de alimentos potencialmente peligrosos, la determinación de metales pesados en alfarería y agua para consumo humano, la determinación de btex y trihalometanos en agua para consumo humano, la determinación de clembuterol y la difusión de los servicios del Laboratorio Estatal de Salud Pública (LESP).
A decir de Puebla Calderón, es importante dar a conocer  y actualizar al personal en estos procedimientos, así como en las normativas vigentes para el levantamiento adecuado de las muestras que les permitan conocer el riesgo que representan a la población.
Por ello, el apoyo y la labor que se realiza en el Laboratorio Estatal de Salud Pública es de vital importancia para evitar riesgos sanitarios y conocer el estado que guardan ciertos productos como son alimentos, el agua de consumo humano, productos cárnicos, entre otros.
La responsable del LESP, Gloria Alicia Figueroa señaló que dicho laboratorio cuenta con la certificación de Tercero Autorizado, para apoyar a la autoridad sanitaria para el control y vigilancia sanitarios.
“En lo que va del año se han recibido 9 mil muestras procedentes de las 8 jurisdicciones sanitarias, las cuales son procesadas bajo las normas oficiales mexicanas, las muestras recibidas son principalmente de agua purificada, agua de la red municipal, alimentos en los restaurantes, carnes de carnicerías, rastros (para buscar clembuterol), pescados y mariscos” abundó.
Lo anterior  con la finalidad de vigilar que no tengan bacterias patógenas para el hombre y que los alimentos no causen intoxicaciones alimentarias lo que nos ayuda a disminuir enfermedades diarreicas u otras trasmitidas por el agua o alimentos como: brucelosis y hepatitis.
En cuanto a pescados y mariscos se refiere, todo el año se está bajo vigilancia para evitar la bacteria del cólera, así podemos decir que Michoacán trabaja de manera conjunta con la industria restaurantera en la vigilancia de los alimentos lo que ha permitido que la calidad sanitaria esté mejorando día a día.
Asimismo la vigilancia en las purificadoras de agua es constante, sólo en este año se han realizado más de mil 300 muestras (agua, hielo) y en cuanto se tiene una evidencia de que el agua sale contaminada se manda inmediatamente el resultado a las instancias correspondientes para que se tomen las acciones necesarias de acuerdo a la ley: amonestación, sanción económica o clausura del establecimiento.
Finalmente, Gloria Alicia Figueroa exhortó a los restauranteros y dueños de purificadoras de agua a trabajar con buenas prácticas de higiene y sanidad que eviten riesgos en la salud de la población Michoacana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *